Bodas Covid: novias 2020 mandan un mensaje de ánimo a todas las parejas 2021

A pocos días de despedir el 2020 quería compartir con vosotras los testimonios y mensajes de ánimo que las novias que han pasado por el blog han querido dar a todas las parejas que darán el «Sí quiero» en los próximos meses.

Palabras llenas de sentimiento y que a día de hoy me siguen emocionando, pues todas coinciden en que casarse ha sido la mejor decisión de sus vidas. Fue un día increíble y sobre todo, esta situación les ha hecho valorar lo realmente importante. Y como dice Carla; «lo mejor de la boda viene después. Empezar una vida juntos, no hay pandemia que pueda con esa ilusión«.

Mónica y Ernesto

Siempre he dicho, y no tengo duda, que el Covid nos ha traído aspectos en nuestra boda que no eran como teníamos pensado, pero también estoy segura, que nos ha hecho disfrutar de la boda, como tal vez otra situación no nos habría permitido. Te hace darte cuenta de lo importante, no perder energía por cosas que no aportan, te hace ver el cariño y las ganas de todos por vernos felices. Y nos ha hecho estar agradecidos a la vida, y ver lo inmensamente afortunados que hemos sido. Finalmente, las circunstancias no fueron las mejores, pero tampoco las peores, y con un propósito claro e intentando hacer las cosas por el bien de todos y no solo el nuestro, las cosas salen y muy bien. No sólo nos llevamos ese día, nos llevamos todo lo recibido antes y después. Ver cómo esto ha sido un chute de energía y positivismo para todos, no solo para nosotros. GRACIAS a todos, proveedores, familia y amigos, asistentes y no asistentes. Gracias al destino por hacerlo posible. Gracias por esa burbuja que nos envolvió ese día y nos sacó a todos de la triste realidad que estábamos viviendo. Para mí, la sonrisa es lo primero que veo en una persona, será defecto profesional… No tener esas sonrisas era decepcionante, pero como decía antes, esto te hacía ver lo verdaderamente importante. Las personas que están detrás de la mascarilla son las mismas y sienten y te transmiten lo mismo que sin ellas. Todos hemos descubierto que los ojos expresan más, de lo que podíamos llegar a imaginar«.

Foto: @esif_fotografia

Carla y Raúl

Todo esto nos ha hecho sin duda relativizar y darnos cuenta de lo importante. No podemos estar más agradecidos a cada persona que estuvo celebrando el día con nosotros. No nos cabe duda de que todo el que vino, pese a las circunstancias, es porque nos quiere de verdad y eso nos hace sentirnos muy afortunados. La verdad es que fue un día insuperable. Siempre me pregunté si era cierto aquello de que tu boda es el mejor día de tu vida y en nuestro caso lo ha sido. No nos podemos alegrar más de habernos casado y aunque nuestra época fue muy buena pues había un respiro de virus, estoy segura que todos los que lo han celebrado después lo han disfrutado igual. Animo a todos los novios a que, dentro de las circunstancias de cada uno, no posponer el momento, a entender que es aplazar un día que es mucho más que una fiesta. Entiendo que puedan pensar que al cambiar las circunstancias que consideraron al organizar su boda puedan quedarse con la espinita por no haberla podido celebrar exactamente como imaginaron. En nuestro caso aunque no fue la boda que habíamos planeado, sin duda fue mucho mejor de lo que habíamos podido imaginar. Y lo mejor de la boda viene después. Empezar una vida juntos, no hay pandemia que pueda con esa ilusión.

María y Antonio

 «El día de antes de la boda, tuvimos un mini retiro con el sacerdote que nos casó, el Padre Miguel Segura LC, que a pesar de ser un sacerdote buenísimo es un buen amigo nuestro. Y la verdad es que nos dio muchísima paz. Para mi fue como una señal de que todo iba a ir bien cuando hablando ese día nos contó que había tenido una conversación telefónica con un amigo suyo y le había pedido oraciones por nosotros, le había contado todas las dificultades que habíamos tenido estos meses y que por fin habíamos decidido casarnos a pesar de las circunstancias. La respuesta de este amigo suyo fue, “No te preocupes, va a haber muchas bendiciones en este matrimonio”. En ese momento sentí una paz enorme, y la certeza de que toda la incertidumbre que habíamos pasado iba a tener recompensa en el futuro, en nuestra futura familia. Dios siempre premia la valentía. Todos estos meses nos han enseñado muchísimo, nos han hecho valorar lo que viene, y aunque un matrimonio es un trabajo de cada día en el que hay poner mucho amor, es una realidad que tenemos muchísima suerte con todo, sobre todo con tenernos el uno al otro«.

Foto: @mercedesperezphoto

Rocío y Nacho

«Si algo teníamos claro es que nos íbamos a casar antes de verano, fuera en las condiciones que fuese. Fueron meses duros, pero que también nos han ayudado mucho a querernos más, escucharnos y entendernos mejor y a ver todo el apoyo y cariño que tenemos a nuestro alrededor, que con el día a día muchas veces se nos olvida. Y, sobre todo, nos ha ayudado a relativizar, a quitar hierro a las cosas y a centrarnos en lo realmente importante, que en este caso éramos nosotros, nuestro matrimonio. No nos podíamos creer que por fin nos estuviéramos casando. Aunque tuvimos que reducirla y tomar todas las medidas como las mascarillas, tomar la temperatura al entrar en la finca, la distancia de seguridad y demás, la boda superó con creces nuestras expectativas. Y el haberla hecho en esta fecha tuvo su aquel, no creo que nadie nunca se olvide de ella. Sin duda, nos volveríamos a casar el 25 de julio porque de todo se aprende y nosotros hemos aprendido la inmensa suerte que tenemos«.

Foto: @esif_fotografia

Cristina y Luis

«Somos muy afortunados. Es la conclusión que hemos sacado de todo esto. Hemos podido mantener la fecha inicial, 5 de septiembre de 2020, y la mayoría de nuestros invitados han podido acompañarnos. Nos dio mucha pena ver que nuestros amigos del extranjero no podían estar con nosotros porque la mayoría de los países, en esos momentos, ya tenían vetados los viajes a España. Pero lo bueno de las nuevas tecnologías es que pudimos hacer videollamadas y al final les sentimos tan cerca como si hubieran estado. Sin duda, el día más feliz de nuestras vidas, y una boda que, especialmente por las circunstancias que nos ha tocado vivir en este año tan raro, nadie olvidará nunca. El mejor regalo que nos llevamos es la presencia de todos y cada uno de los que nos acompañaron ese día. No puede haber nada comparable al cariño tan grande que nos dieron nuestros invitado«.

Foto: @pepe_bernal_olivares

Elena y Jesús

«Nos tocó un cura que me agarró fuerte la mano y me dijo que estuviese tranquila, que disfrutase de esta semana, que no me preocupases ni por una flor más ni por una flor menos, que confiase en Dios y que todo saldría bienNi queriendo habríamos tenido un día tan espectacular y perfecto. El camino a este día ha sido largo y difícil pero, aunque suene típico, volvería a repetirlo con los ojos cerrados«.

Foto: @luciacherubina & @monicaortdomin

Belén y Borja

«Cuando empezamos a organizar todo en agosto de 2019, nunca nos imaginamos que en 2020 ocurriría algo semejante al COVID, pero desde que toda esta situación empezó tuvimos muy claro que queríamos casarnos el 12 de septiembre en las circunstancias que fueran. Fueron unos meses de mucha incertidumbre, pero finalmente mereció la pena aguantar porque pudimos disfrutar de un día inolvidable«.

Foto: @ochoveinticuatro

Cris y Álvaro

«Nunca imaginaríamos que el camino pudiese llegar a ser tan complicado y con tantos obstáculos. Desde el principio tuvimos claro que queríamos mantener nuestra fecha inicial, el 11 de julio. Fueron meses duros de incertidumbre, de organización en remoto, pero mantenernos unidos y fuertes nos permitió celebrar una boda inolvidable«.

Foto: @liven_ph

Marina y Manuel

«Tras muchos días de angustia y no saber qué hacer, mi ya marido, me insistía en que el 13 de junio de 2020, sería nuestro día. No importaba cuánto tuviéramos que cambiar la idea original, lo importante éramos nosotros y poder disfrutar de ese día aunque fuera con los más cercanos. Creo que todo se puede resumir en algo que nos han dicho todos los proveedores que nos acompañaron ese día, que estuvieron al pie del cañón y pendientes de nosotros para organizarlo todo en cuanto confirmásemos que se podía, y que lo define a la perfección: la felicidad de todos ocupaba tanto, que lo llenamos todo de alegría y amor y no se notó que éramos poquitos«.

Foto: @sarahnoraphoto

Gracias de corazón por haberlo compartido conmigo. ¡Os deseo lo mejor! Por un año lleno de salud, buenos momentos y muchas bodas. Feliz 2021.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter

Para recibir la mejor información sobre Bodas, para Novias e Invitadas